Feeds:
Entradas
Comentarios

pb1

En el marco de la celebración del Año de la Universalidad como rasgo característico de nuestra misión educativa, iniciamos el pasado mes de enero la implementación del Proyecto Burdeos en nuestras instituciones. Este proyecto, fruto del trabajo de personas vinculadas a nuestra obra educativa en los más diversos contextos sociales y culturales, constituye el centro de los esfuerzos actuales de la Compañía de María en su deseo por extender y contagiar nuestra identidad educativa y el legado histórico que recibimos de Juana de Lestonnac.pb2

Nuestra primera jornada, pensada como una experiencia de interiorización orientada al desarrollo de una relectura de la propia vida como historia de salvación, posibilitó el reconocimiento de los hitos que han marcado y sobre los cuales se ha venido construyendo nuestra propia historia y lo que somos. A la luz de colinas, acantilados, pantanos y desiertos, entre otros accidentes, pudimos volver sobre nuestras propias cumbres, profundidades, terrenos iluminados y espacios sombríos. Ubicados en esta “tierra sagrada”, logramos también sentir y gustar lo que nos ha significado ser parte de y sentirnos en Compañía de María desde lo que somos y hacemos en ella, así como considerar, a partir de esta experiencia, la llama particular que Dios ha encendido en el corazón de cada cual para iluminar a otros.pb3

Adentrándonos en las peculiaridades de nuestra labor docente, reflexionamos tanto a nivel personal como grupal  sobre el liderazgo implicado en la misma, un liderazgo que lejos de desplegarse desde el cuidadoso seguimiento de normas o pautas, brota como expresión de la experiencia profunda de hacerse consciente del modo en que Dios nos acompaña y trabaja en la vida cotidiana, “de la misma manera que trata un maestro de escuela a un niño”.[1] Cada quien pudo así ir identificando el líder que va siendo y construyendo a través de sus acciones, pero también los desafíos que descubre en su deseo por hacerse un acompañante y maestro cada vez mejor para sus estudiantes.pb5pb4

En unas ciudades como en otras vivimos estos dos días en medio de un clima de afecto, cercanía y confianza que nos permitió profundizar en el conocimiento de nosotros mismos y estrechar lazos de compañerismo y amistad.pb6

En contacto con la Compañía Universal, hemos comenzado a andar un viaje que haciéndonos transitar sobre lo que ya somos nos ayudará a descubrir hacia dónde nos mueve e impulsa el Espíritu de Dios, con lo que esto puede significar en términos de novedad y desafío. Para todos, desde ya, un muy buen viaje.

Luis Carlos Figueroa Castillo. Coordinador de Pastoral y ERE. Comisión de Educación Formal

 


[1] Autobiografía de San Ignacio de Loyola.

llamaEl pasado mes de abril, nos reunimos en Madrid un grupo da laicas y religiosas para conocer más a fondo la estructura y contenidos del Plan de Formación “Mantener la llama, compartir el don”.

Se trataba de interiorizar dicho Plan para poder impulsarlo en las Provincias de Europa y África. El grupo estaba formado por una albanesa, dos francesas, una italiana, una catalana, una paraguaya y una congolesa.

Esther Lucia Awad y Arantza Zabaleta, miembros del Proyecto Burdeos, hicieron la presentación con tanto entusiasmo, pasión y profundidad que todas quedamos motivadas y animadas a hacer la experiencia y transmitir lo vivido en los respectivos lugares.

Valoramos la integralidad y coherencia de este Plan de Formación que tiene en cuenta todas las dimensiones de la persona: humana, espiritual y apostólica, invitándola a adentrarse en una verdadera aventura espiritual.

Además, la vivencia de esos días nos proporcionó una bonita experiencia “comunitaria”, permitiéndonos estrechar lazos como grupo.

Mantener la llama… compartir el don: un llamado y un envío

 

Ver que se hace realidad un sueño compartido, llena el corazón de entusiasmo y esperanza, ya que nos permite ser partícipes de la construcción de un tramo de nuestra historia como Compañía de María.

Mexico

 

Iniciar el Plan de Formación “Mantener la llama, compartir el don” en la Provincia de

México ha sido un acontecimiento significativo para los 37 educadores  -25 laicos y  12 religiosas-  que nos  reunimos en Villa Lestonnac, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, con el objetivo de comenzar esta experiencia.

 

Cristina Sanz, Superiora Provincial, en las palabras de inicio destacó, entre otros aspectos,  la riqueza que supone poder formarnos conjuntamente, y la responsabilidad de mantener la llama que hemos recibido para, agradecidos, extenderla y contribuir a que el Proyecto de Juana de Lestonnac siga vivo hoy y nuestro mundo pueda llegar a ser un poco más humano, más justo y solidario.

Después de una presentación detallada de los diferentes aspectos que conlleva este Plan, invitó a los participantes a reflexionar personalmente: “¿Por qué inicio esta formación?” “¿Qué espero obtener de la experiencia?”Mexico1

 

Reunidos posteriormente en tres grupos, conformados  por las personas que pertenecen a las zonas geográficas que se han organizado para llevar adelante el proceso, cada participante pudo expresar su reflexión y vivencia.

Evidenciamos, en la puesta en común, la coincidencia  y la unidad de las aportaciones que, al compartirlas, van siendo patrimonio de todos.

Coincidían y se entrelazaban también las expectativas: “empaparnos del Proyecto, crecer como personas y desde el rol de cada uno contagiar a otros;  abrir el corazón a la experiencia de Dios, encontrarnos y vibrar con otros”; “darle sentido a nuestra vida, reconocer nuestros dones y aportarlos; ahondar en el Proyecto de Juana de Lestonnac”… Y muchos más deseos que, entre todos y todas,  habrá que ir haciendo realidad a lo largo de los próximos tres años.

Se expresó una gran valoración de este Plan como “una ocasión de crecimiento personal y búsqueda de interiorización, de ser una persona integrada e íntegra para comunicar lo recibido y ser mejor”; “un llamado, a contribuir en la  construcción del Reino y transmitirlo a los demás” “oportunidad de sentir la pasión de encontrarse con Dios, acercarnos a las personas, desde la educación, para el bien de nuestra sociedad”.“ espacio para seguir interiorizando y haciendo propio el carisma y el Proyecto educativo de la compañía de María…”

La puesta en marcha de esta formación coincide con un momento coyuntural importante en el caminar de los colegios de la Provincia: el inicio del Equipo de Gestión Educativa que, entre otros objetivos, se propone dinamizar la vida de cada centro fortaleciéndolo desde la propia identidad Compañía de María.

Al terminar el encuentro, junto con la carpeta y los primeros materiales, nos llevamos la certeza entusiasmada de haber iniciado un camino que, recorrido paso a paso, nos ayudará a “Mantener la llama y compartir el don”.

Guadalajara, México

27 de abril de 2013

Mexico2

 

 

 

PLAN DE FORMACIÓN. Orden de la Compañía de María Nuestra Señora

Después de varios años de trabajo, el Proyecto Burdeos ha puesto a disposición de las Provincias un PLAN DE FORMACIÓN UNIVERSAL. Este Plan pretende dar respuesta a la demanda del XVI Capítulo General 2009: “Estructurar un plan de formación y profundización para laicos y religiosas en la identidad, espiritualidad y proyecto educativo de la Compañía de María, que nos ayude a vivir el Carisma, a potenciar la comunión, el sentido de pertenencia y la misión compartida”.Mantener la llama

El Plan se sustenta sobre tres ejes relacionados entre sí: integración personal, experiencia de Dios y compromiso con la transformación de la historia. Todo ello atravesado por un modo particular de concebir la persona, la vivencia del evangelio y el compromiso apostólico: el estilo de Juana de Lestonnac, la espiritualidad y la pedagogía de la Compañía de María.

Los contenidos están divididos en tres núcleos: SER PERSONAS, SER CON OTROS, SER CON OTROS Y PARA OTROS. Cada núcleo contiene diferentes temas, acompañados de una guía para la reflexión, asimilación y apropiación.Libros

Los materiales propuestos están pensados para ser trabajados durante tres años, un núcleo por año. Se sugiere una metodología de trabajo con énfasis en la reflexión personal que incluye, en algunos momentos, espacios para el encuentro y el compartir. Teniendo en cuenta la universalidad que nos constituye, el deseo es que este material común pueda ser adaptado a la realidad de cada contexto y a las características y necesidades de destinatarios diversos.

Los días 13 a 17 de enero de 2011, en Valle de Bravo (México), mantuvimos la primera reunión de Enlaces del Proyecto Burdeos. Participamos 17 personas: miembros del Equipo General y del Equipo Coordinador, Enlaces de las Provincias y otras religiosas cuya participación se consideró conveniente.


En el encuentro se reflexionó y dio respuesta a los siguientes objetivos:

Compartir el desarrollo del Proyecto Burdeos desde sus inicios hasta el momento actual, profundizar en su significado y poner en común las resonancias que éste tiene en cada contexto: expectativas, demandas, sugerencias…

  1. Realizar la elaboración final del “Proyecto Educativo común Compañía de María”, teniendo en cuenta las aportaciones de las Provincias.
  2. Recoger la experiencia de cada contexto con relación a la celebración de los 400 años de la Fiesta de la Presentación de la Niña María.
  3. Presentar el “Proyecto marco de formación Compañía de María para educadores y educadoras” y concretar la manera de seguir trabajándolo.
  4. Presentar el “Centro de recursos” y seguir dando pasos para su implementación.
  5. Informar sobre lo más significativo de “Arte, Humanismo y Espiritualidad”.
  6. Realizar la programación hasta la próxima Asamblea General, julio 2012.
  7. Profundizar en las funciones de los Enlaces en cada Provincia y la manera concreta de llevarlas a cabo.

Fueron unos días ricos por la eficacia del trabajo, la convivencia fraterna y la posibilidad de conocer la riqueza de la cultura y de algunos paisajes de México.

 

 

 


Celebrar el Cuarto Centenario de la Fiesta de la Presentación de María, es un acontecimiento significativo para todas y todos los que formamos parte de la Compañía.

Hacer memoria de esta tradición tan enraizada en nuestra historia nos remite a María Nuestra Señora, a ella quiso Juana de Lestonnac “consagrar las alumnas y ponerlas bajo su protección con la promesa de imitarla en el estado al que Dios las llamara”. María se convierte de este modo en ejemplo y referente, la compañera que, a nuestro lado, nos enseña la manera de ser y situarnos en la vida.

Si nos preguntamos por las enseñanzas de María, por su fe inquebrantable que hace posible que Dios nazca en sus entrañas, tenemos que recordar su vida en Nazaret, su aldea, allí la encontramos sin pedestales, hablándonos de vida sencilla, de aceptación y de entrega, de cuidado y ayuda mutua. La vemos como una buena ciudadana y una creyente judía que testimonia su fe y la celebra a través de sus tradiciones.

En el Magnificat se nos revela como una mujer que sabe mirar la vida con ojos abiertos y celebrar con júbilo la grandeza de Dios y su acción a favor de los más débiles. Su canto nos revela su lucidez, compromiso y esperanza.

Si seguimos su trayectoria, nos encontramos con esa María que supo hacer lectura de los acontecimientos, pasarlos por el corazón y descubrir en ellos los signos del querer de Dios para su vida. Su escucha de la realidad, de cada persona, de la Palabra y de la propia interioridad, le posibilita acoger dentro de sí el misterio.

En las bodas de Caná aprendemos con ella a disfrutar de la fiesta, de los buenos momentos que la vida nos ofrece y, en ellos, a estar atentos a las necesidades de los demás. Se preocupa de que todo salga bien y sabe hacerlo sin protagonismos, desde un segundo plano.

Podemos imaginarla acompañando a su Hijo, de cerca o de lejos, sin entender a veces sus pasos, pero siempre confiada… Como primera discípula de Jesús nos muestra el camino del seguimiento.

Al pie de la cruz, cargada de dolor y fortaleza, ratifica su sí absoluto, su compromiso hasta el final y abre la puerta al futuro de la Iglesia.

Ella, la mujer generosa hasta el extremo, nos invita a una vida de coherencia e integridad. Llevar como “sello” a María es afirmar que la vida tiene sentido desde la apertura al otro, la gratuidad, el perdón, la búsqueda de la justicia… y el empeño en la construcción de un futuro mejor para todos.

Celebrar hoy la Presentación es sumarnos a todas las personas que, a lo largo de estos cuatrocientos años, han vivido esta fiesta como signo de identidad. Es expresar, una vez más, el compromiso de seguir a Jesús, como María; renovar nuestra fe y contar con su compañía para seguir tendiendo la mano.

 

Celebrar hoy la Presentación es reconocer a María como garante de la tarea educativa que Juana de Lestonnac quiso ofrecer para el bien de la sociedad y que hoy se prolonga en la misión que la Compañía realiza en los diferentes países.

 

 

 

Circular de Beatriz Acosta Mesa a la Compañía de María

Pinturas de Arcabas

 

Compartimos experiencias 10

HOY COMPARTIMOS LA EXPERIENCIA DE LOGROÑO EN LA RIOJA, ESPAÑA

 

Cada año en el colegio de la Compañía de María, “La Enseñanza”,  de Logroño nos preparamos para celebrar el día de la Presentación de María. Este año, acogiendo la propuesta del Proyecto Burdeos, profesores y alumnos, quisimos DAR GRACIAS por todo lo que tenemos y recibimos en nuestra vida.

Nuestro lema era: “Si restas te desprendes”. María vivió su vida desde el desprendimiento, su “resta”, su entregar, fue para acoger la Palabra de Dios y ser posibilitadora de vida.  Santa Juana nos la presentó como modelo porque quería que aprendiésemos de ella.  Nos acercarnos a María a través del texto del Evangelio Lc 1, 26–45  que nos ha ayudado a agradecer los dones que Dios nos ha dado, a compartirlos y a ser buena noticia para los otros.

 

Para ello cada clase tenía folios de colores donde aparecía la palabra gracias en distintos idiomas. En estos folios pudimos plasmar nuestra Acción de gracias que ofrecimos en la Eucaristía.

 

 

Previo a la Eucaristía, todos los profesores y alumnos salimos en procesión alrededor de nuestro colegio. Esta alegría la pudimos compartir con los padres, abuelos y antiguos alumnos que se acercaron a participar con nosotros de la celebración.

 

Este día de la fiesta de la Niña María también nos sirve para introducir nuestro proyecto solidario. A través de la Fundación Internacional de Solidaridad Compañía de María (FISC), este año queremos colaborar con “La reintegración social de niñas y mujeres víctimas de la guerra y de la violencia sexual” de la ciudad de Bukavu (África). A lo largo del curso y con distintas actividades, queremos aportar nuestro grano de arena. En esta fiesta los alumnos de 4º ESO preparan sus “pinchos solidarios”.

 

Después de la procesión y de la celebración de la Eucaristía, seguimos la fiesta con distintas actividades deportivas y lúdicas programadas en función de las edades de los alumnos como chocolatada, teatro, juegos diversos…

El sentimiento de fondo que queda en la comunidad educativa es de ACCIÓN DE GRACIAS por todo lo vivido.

 

PARA AHONDAR EN EL TEMA

Esta celebración nos ayuda a pensar en la importancia de reconocer los dones recibidos para que esto nos lleve a la responsabilidad de compartir con otras personas:

 

  • ¿Somos conscientes de los dones que tenemos en lo personal y lo material, y la responsabilidad de compartirlos y ponerlos al servicio de los demás?
  • ¿Nos ayuda la celebración de esta fiesta a hacernos conscientes de la necesidad de ser personas solidarias?  ¿En qué hechos concretos se constata?
  • Compartamos experiencias de solidaridad que realicemos en nuestro entorno.